Antes & Después: La habitación de Valentín y Tomás

Valentín de 12 años y su hermano Tomás de 10 llegaron a un acuerdo. Compartirán la habitación siempre y cuando estén presentes los colores de ambos, los libros y juguetes de Tomi, el cartel de Valen y las gorras de los dos.

A todo esto se le sumó lo que ya había pensado (y comprado) mamá, que quería textiles en gris topo sin que perdiera alegría el lugar. La prioridad de Lorena (mamá), sin embargo, era empezar este deco proyecto y llevarlo adelante hasta el final: Empezar y terminar, sin dar vueltas ni tener complicaciones.

Y aquí la asesoría Color & Materiales nos ayudó a poner estos ingredientes 👆🏼 + los colores, gustos y preferencias de los chicos + los acuerdos y compromisos = en un plan de trabajo a la medida de Lorena y su familia.

Foto enviada un sábado del mes de abril 2022 con el mensaje: “Disfrutando de los buenos cambios”

El antes: Un espacio con potencial y mucha iluminación natural

Esta habitación necesitaba urgente un cambio de colores, ajustes en la iluminación artificial y otros detalles para ser un lugar cómodo y tranquilo para el descanso.

Potencial tenía y mucho. Un gran ventanal al fondo permite la entrada de luz natural durante casi todo el año. El espacio de guardado y la distribución no fueron inconvenientes: los niños cuentan con otros ambientes de la casa para jugar, estudiar y recibir amigos. 

“En este cuarto sólo vamos a dormir y queremos que sea lindo para descansar”

El Antes de la Habitación de Valentín y Tomás.

Amarillo, Azul y Gris combinando con lo que más le gusta a los chicos, sus afiches, fotos y un perchero DIY de cuernos reubicado de otra parte de la casa como símbolo de las actividades “outdoor” que comparten entre hermanos y con su padre en Tres arroyos, Provincia de Buenos Aires, Argentina. 

El proceso de transformación y el protagonismo del color

La transformación de la habitación empieza con la instalación de la moldura de la pared de énfasis donde se ubican las camas y la pintura general de todas las paredes. Por el tamaño y la circulación, la única forma de colocar las camas era sobre esta pared larga y se decidió además de la moldura, colocar una repisa a todo lo largo para que los niños coloquen sus libros y  juguetes de colección.

Moldura DIY fabricada por Lorena con su esposo y familia.

Con un instructivo sencillo de 6 pasos, mucha paciencia, habilidad, compañía y los materiales adecuados, Lorena junto con su esposo cortaron, instalaron y pintaron las maderas para hacer la moldura.

Con la excusa de tomar sol, Toni en primera fila supervisando la renovación.

El color azul indicado, con marca y código en el plan de trabajo, al principio trajo dudas. ¿Será muy oscuro? ¿Lo conseguiremos en otra marca? ¿Cómo se verá el acabado satinado? fueron algunas de las inquietudes que surgieron pero que rápidamente se disiparon al probar las primeras pinceladas en el espacio.

La primera prueba de los colores y accesorios. Aún en proceso la decoración de las paredes y la iluminación.

En este punto se hizo evidente nuevamente importancia del color y su elección en conjunto y en contexto como el primer paso para crear un espacio que se sienta propio para los chicos y que invite al descanso, sin dejar de ser alegre y juvenil.

Este espacio se preparó con la idea y los colores de una cercana pre-adolescencia. Con pocos cambios, incluso solo de textiles, puede «ir creciendo» con los chicos.

Lorena ya contaba con la ropa de cama y unos acolchados gris topo que recién había comprado. Esto más los requisitos de color de los niños fueron el punto de partida para empezar a definir el estilo de esta habitación.

Cambios sobre la marcha: Cuando son un rotundo ¡SI!

Durante el proceso, a Lorena se le ocurrió además sumar otros cuadros decorativos y un perchero original con unos cuernos que ya tenía en la casa. El “hilo conductor” o un elemento de unión que da coherencia, además de ser el color fue el tema.

Rustico, sencillo, alegre y a la vez juvenil fueron los criterios principales para dirigir esta renovación que con pocos cambios y un marcado toque «urbano» logró Lorena junto con su familia y plan de trabajo claro y definido.

Perchero de cuernos y la prueba de los almohadones.

Ante el cambio de esta parte de la deco que fue durante el proceso de acompañamiento de la asesoría, la principal duda fue entonces cuáles debían ser las láminas finales a elegir, cómo colgar los cuadros, el tipo y color de los marcos y si las pruebas de posible colocación iban a estar OK o no. Las sugerencias fueron pocas, las pruebas muchas, sobre el piso y sobre la pared para visualizar bien antes de colgar.

La prueba de la organización de los cuadros

Después de varias pruebas y algunos tips para repetir los colores y dar unidad a los marcos, sólo quedaban los ajustes finales para terminar.

El después… ¿Cuándo se dice realmente «Ya terminé»?

Tanto en esta oportunidad como en otros muchos espacios renovados, estuve del otro lado del proceso. Sin embargo, mi alegría por un espacio más trasformado a satisfacción no es para nada virtual. Rescato como siempre el proceso y lo aprendido; el hecho de poder terminar y disfrutar (usar al máximo y con alegría) el espacio. No dejar tareas pendientes ni proyectos a medio hacer.

[10:22 a. m., 3/6/2022] Tatiana Casa Saavedra: Estoy contenta que además de que hayas podido terminar, seas inspiración para otras personas. Para mi lo más importante, es terminar.

Este es el después de la habitación de Valentín y Tomás, un espacio sencillo, alegre, urbano, juvenil y que se siente propio.

Todo el mérito sin dudas va para las familias y mamás como Lorena que deciden transformar sus espacios y lo hacen con un plan de trabajo para no caer en la procrastinación, el desánimo, las mil y una dudas y la frustración que trae volver a gastar dinero una y otra vez.

Antes y Después de la habitación de Valen y Tomi

Conoce las asesorías Casa Saavedra

¿Qué te pareció este antes y después de la habitación de Valentín y Tomás?

La receta para una renovación exitosa, luego de tener ganas , es contar con tu plan de trabajo definido y a la medida de tus necesidades (colores exactos por código, marca y material, los pasos a seguir para implementarlo, el diseño interior, las compras o una combinación de lo anterior según sea tu caso).

Si además de todo esto puedes contar con un acompañamiento al implementar este plan, te garantizo que tendrás un proceso tranquilo, divertido y lleno de aprendizajes.

Anticiparse y dar soluciones con posibles escenarios sólo te lo da un profesional con experiencia.

Si ya estás decidida a conseguir un espacio en el que de verdad te sientas a gusto, te resulte práctico y quieres tomar decisiones sobre materiales y colores sin dar vueltas ni tener dudas, agenda tu asesoría aquí.

Esta entrada tiene un comentario

  1. Patricia

    Espectacular este cambio. Me encanta que se ve desde ya juvenil pero a la vez alegre y luminoso.

Deja una respuesta