Cómo hacer una reforma integral con éxito

¿Contratar a una firma que diseñe y construya? ¿Un arquitecto, un constructor? ¿DIY? ¿Cuál es la mejor forma de hacer realidad una reforma integral?

La respuesta breve es: para las reformas integrales simplemente no aplica ningún DIY (los famosos tutoriales “do it yourself”) ni hay curso cortito que valga para que este proceso resulte sin mayor tropiezos, desvíos o gastos innecesarios.

Ya sé que me vas a decir que Instagram o Pinterest está lleno de hermosos antes y después que los han hecho personas comunes y silvestres, sin aparente ayuda profesional, pero lo que nadie cuenta es precisamente el proceso, las idas y vueltas, lo que no resultó bien, las decisiones que no fueron acertadas: lo que se pudo hacer mejor (y mucho más económico). El aprendizaje de la primera vez.

Y te digo todo esto porque aun siendo profesional, esto lo aprendí en la práctica, con las manos en la “masa”, ya estando en obras. En la carrera de arquitectura poco y nada se aprende de las reformas, de interpretar o decodificar los deseos, de proyectar para necesidades reales y no aparentes, de ayudar a construir sueños, de crear espacios para vivir y disfrutar para y con personas reales: familias que crecen, se achican, cambian.

Tal vez esto sea tema de análisis más extenso (y motivo de otro artículo) porque hoy, y haciendo alusión al título de este post, quiero compartirte, a partir de mi experiencia propia y con clientes, la mejor forma de hacer realidad una reforma integral.

5 consejos para hacer una reforma integral con éxito   

Primero definamos que significa una reforma integral de una vivienda:

Una reforma integral es una reestructuración completa del espacio total de la vivienda, incluyendo estructura, acabados, carpinterías, mobiliarios fijos, instalaciones eléctricas, hidro-sanitarias, de gas y climatización. El objetivo principal de este proceso es convertir espacios antiguos, deteriorados o a medio construir en ambientes habitables y funcionales para las necesidades actuales de la familia.  

El grado de intervención en las reformas integrales puede ser variable; entre un 10% a un 40% de la vivienda (estructura edilicia y/o instalaciones) puede llegar a conservarse, lo que significa una reducción en el impacto ambiental a nivel ciudad porque no se consume más territorio por obra nueva: la ciudad no crece, sino que se aprovecha lo que ya existe.

Ya sea que se compre una casa u apartamento para remodelarla totalmente o que ya se haya habitado la vivienda por un tiempo y se decida una transformación total, reformar es un proceso complejo con imprevistos, en la mayoría de los casos evitables y en otros reales “sorpresas”. En ambos casos debido al alcance de la obra, no es posible habitar la vivienda mientras transcurre la reforma.

La reforma integral es un proceso técnico, operativo y emocional que requiere formar equipo entre los dueños de casa y los profesionales a cargo

Reforma integral Casa La Cascada- Barranquilla Colombia 2021

1-Planificar de forma detallada y realista: El plan a tu medida

Un proyecto de reforma integral requiere desarrollar un plan que establezca claramente el objetivo de la renovación incluyendo las soluciones de diseño y el esquema del trabajo que debe completarse.  

El principal consejo que garantiza un proceso más tranquilo es contar con un plan, por escrito, en la forma de documentos, planos, cronogramas, entre otros, respondiendo a todos los interrogantes: qué, cuándo, cómo, dónde, con quién y por qué.

Contar con un plan, ayuda a reducir niveles de estrés, minimiza la incertidumbre y mantiene a los dueños de casa fieles a su presupuesto (tiempo, energía y recursos).

2- Entra en tema como todo un experto/a

Documéntate sobre el proceso, ¿cómo les fue a otras familias? ¿qué errores cometieron? ¿qué consejos pueden dar? ¿qué aprendieron?

Investiga sobre posibles opciones y novedades en cuanto materiales, precios, condiciones de instalación, nuevas tecnologías, sistemas constructivos, modalidades de contratación, contratos, garantías, seguros, permisos.

Nunca es muy pronto para ir haciendo un recuento de los cambios en mente, tus necesidades e ir chequeando las expectativas propias y de otros miembros de la familia.

Ejercicios como los de la guía gratuita Primeros pasos para reformar tu casa te pueden ayudar.

Estar en tema, investigar, leer y analizar desde tu perspectiva no está de más, aunque contrates a la mejor empresa de diseño y construcción. Contar con información te hará comprender mejor el proceso y sobre todo empezar a hacer las preguntas correctas cuando llegue el momento de tomar decisiones.

Tu guía gratuita para empezar la reforma de tu casa

3- Acompáñate profesionalmente

Aunque algunas personas se auto recetan cuando tienen un resfrío o algo menor, a nadie se le ocurriría entrar al quirófano a realizarse a sí mismo una operación de corazón abierto. No es posible aun siendo médico.  

El proceso complejo que implica una reforma integral requiere acompañamiento profesional especializado; intentar cualquier forma de DIY o dejarse guiar del albañil del barrio del “manitas” o de alguien sin la suficiente experiencia puede salir muy caro, a corto y a largo plazo. No es aparentemente tan grave como el ejemplo de la operación, pero los costos se pagan a diario, al vivir, mal viviendo el espacio.

El acompañamiento no debería ser de cualquiera en posesión de un título, sino de un profesional con experiencia y garantías con el que se tenga “feeling” desde el primer momento y se sienta confianza

Divide y vencerás

A menos que quieras contratar a una única empresa, reconocida y especializada, que diseñe y gestione tu reforma sin importar el presupuesto, el mejor consejo es dividir el proceso en diseño (gestión de la documentación, con acompañamiento y asesoría en compras/contratos) y ejecución de obra.

Un arquitecto, especialista en diseño y reformas, puede proporcionar planos que no estén sesgados hacia ningún contratista de construcción o remodelación en particular. Esta documentación deberá contar con el detalle suficiente para que pueda ser interpretada por cualquier otro profesional o constructor.  

Reforma integral Cocina La Cascada- 2021

4- Busca dos (mejor tres) presupuestos para la obra como mínimo

Con tu plan o documentación detallada y específica es aconsejable pedir dos o tres presupuestos y así encontrar la mejor opción para ejecutar tu obra.

Los presupuestos a solicitar deben ser lo más detallado posible, por rubros, capítulos o partidas con un desglose de los materiales siempre que sea posible.

Algunas preguntas que te pueden salvar de sorpresas desagradables:

Demolición: ¿Está incluido el costo de la limpieza y remoción de escombros? ¿Cómo será la gestión de los mismos? (volquete, sacos, contenedor, entre otros).

Sobre los materiales y sus calidades: ¿Están incluidos todos los materiales o sólo una parte? ¿Corresponden a las marcas (y calidades) sugeridas en la documentación y planos? ¿El transporte y puesta en obra de los materiales, está incluido?

Sobre la mano de obra de albañilería y rubros subcontratados: ¿Con cuanto personal propio cuenta la empresa? ¿Qué se subcontrata? ¿Cómo es la modalidad de la contratación del personal propio? ¿Cómo es la forma de subcontratar? Si hay trabajo en altura: ¿Cuentan con habilitaciones y seguros? Preguntar por pólizas, garantías y seguros y no olvidar consultar por el manejo de los adicionales y los imprevistos.

Contar con una documentación de la obra lo más definida posible y a la hora de ejecutar, tener un encargado de obra que controle el cumplimiento de la documentación, es una inversión que se verá reflejada directamente en el tiempo y la calidad, permitiendo disfrutar del proceso.

5- Por escrito mejor: Contratos y acuerdos

Las palabras se las lleva el viento y en estos procesos a veces largos y siempre complejos, lo que se acuerda de forma verbal e informal se presta a la mejor y más cómoda interpretación, en especial cuando surgen cambios o imprevistos que afectan el bolsillo.

Los proveedores y subcontratistas nunca quieren perder, ni ceder, y en estos casos, el papel, el contrato y todo lo que quedó por escrito es la mejor manera de evitar malos entendidos y momentos desagradables.

Todos, aun los más reconocidos y con años de experiencia pueden quedar mal. Hasta las empresas más serias y reconocidas retrasaron sus entregas por temas COVID, pero siempre el acuerdo escrito es la mejor manera de hacer cumplir lo pactado. Eso y controlar los pagos (pero esto es tema largo y tendido de otro post).

¿Pensando en planificar tu reforma y activarla para este 2022?

Casa Saavedra quiere hacerte el proceso más fácil y llevadero para lograr juntos la casa de tus sueños. Hablemos.

Deja una respuesta